Artículos

La mordida cruzada en la cavidad bucal puede ocasionar problemas de espalda

La mordida cruzada puede producir escoliosis

La mandíbula y la columna vertebral forman una unidad y un problema en una de ellas puede causar síntomas en la otra.

La tensión de la musculatura mandibular al intentar corregir un error de la constelación dental, cómo es el caso de la mordida cruzada, tiene influencia en los músculos adyacentes. Una desviación de un milímetro en la mandíbula provoca una desviación compensatoria en la columna de un centímetro, lo que a su vez origina contracciones musculares y hace que la vértebra se desplace.

Cuando se tenga algún síntoma debemos acudir al ortodoncista para solucionarlo a tiempo.


Normas post-extracción quirúrgica dental

  • 1. NO ENJUAGARSE CON NADA DURANTE 24 HORAS.
  • 2. NO SUCCIONAR DEL HUECO DE LA EXTRACCION. NO ESCUPIR.
  • 3. TOMAR PREFERENTEMENTE ALIMENTOS TEMPLADOS Y FRIOS, NO TOMAR COMIDAS MUY CALIENTES.
  • 4. POSIBLEMENTE DUELA DESPUES DE PASARSE EL EFECTO DE LA ANESTESIA, TOME EL ANALGESICO QUE LE INDIQUE EL ODONTOLOGO.
  • 5. SI LE PRESCRIBEN ANTIBIOTICO, TOMELO SEGúN LA POSOLOGIA QUE QUEDA REFLEJADA EN LA RECETA.
  • 6. SI LE SANGRA, PONGA UNA GASA CON UNAS GOTAS DE AGUA OXIGENADA Y COLOQUELA EN EL HUECO DE LA EXTRACCION, MANTENIENDOLA PRESIONADA DURANTE AL MENOS CINCO MINUTOS.

¿Qué es una recesión gingival?

Se inicia por una inflamación que puede inducir a la invaginación (subida del epitelio). Si el tejido gingival es delgado hay posibilidad de que la recesión se vuelva mayor. La recesión gingival también está relacionada con la edad. La recesión es considerada multifactorial, siendo causada por factores que podemos dividir en dos grupos:

1. Por placa dental:
  • Enfermedad periodontal (gingivitis)
2. Por otros factores:
  • Cepillado traumático
  • Mal posición dental
  • Inserción muscular alta
  • Tracción del margen gingival por el frenillo
  • Predisposición genética
  • Poca cantidad de encía queratinizada (fuerte)
  • Factores iatrogénicos (aparatos)
  • Trauma oclusal
  • Restauraciones en contacto con el tejido gingival
  • Hábitos nocivos
  • Determinados movimientos ortodóncicos
  • Anomalías anatómicas (dehiscencias y fenestraciones)

¿Cómo evitar la recesión gingival?

Es necesario enseñar al paciente las técnicas de higiene bucal y ejecutar un procedimiento de profilaxis profesional para que los tejidos periodontales estén sanos. Es esencial también que se eliminen los factores relacionados a la etiología de la recesión (aparatos, empastes, etc.)

Tratamiento de las recesiones gingivales

Tratamiento conservador

La eliminación de los factores etiológicos, el control riguroso y adecuado de la placa bacteriana, la adecuación de la técnica de cepillado podría frenar la recesión. En caso de sensibilidad dental, se recomienda la aplicación de sustancias desensibilizantes o el tratamiento endodóntico.

Tratamiento quirúrgico

Se pueden utilizar entre otras técnicas:

  • Injerto gingival libre
  • Colgajo posicionado lateralmente
  • Colgajo posicionado coronalmente
  • Regeneración guiada de tejido

Embarazadas y Salud Bucal

Preguntas frecuentes

¿Estar embarazada afecta mi salud oral?

Sí, los aumentos hormonales suelen proporcionar el sustento necesario para la proliferación bacteriana en sus encías, que resulta en una inflamación sangrante de las mismas. El cepillado y el uso del hilo dental dos veces por día eliminan la placa bacteriana y una dieta equilibrada mantienen las encías saludables.

¿Debo visitar a mi dentista durante mi embarazo?

Sí, usted debe continuar las visitas dentales regulares. Sin embargo, es muy importante decirle a su dentista que usted está embarazada.

¿Las radiografías son seguras durante el embarazo?

Sí, las radiografías son seguras durante el embarazo y son una herramienta vital usada para descubrir problemas de salud oral, dental y otros. Aunque es preferible evitarlas durante los tres primeros meses,

¿Cuándo mi bebé empezará a tener sus dientes?

La erupción del diente varía de bebé a bebé. Sin embargo, la mayoría de los bebés empezará a tener sus dientes entre los 6 a 12 meses de edad.

¿Cómo puedo impedir que mi bebe que tenga caries por el biberón?

Cuando el bebé duerme la siesta succionando el biberón, solo coloque agua. Los líquidos dulces, la leche materna y los jugos frescos producen un aumento de bacterias cariogénicas y es la causa de caries temprana. No se olvide de cepillar dos veces al día las encías y los dientes.


Caries

La caries es una afección de los dientes que se produce por ulceración de la estructura ósea como consecuencia de la acción de la placa bacteriana y la producción de ácidos. Puede acarrear también otras afecciones periodontales en encías y nervios.

Si la caries se deja sin tratamiento, puede llegar a la pulpa del diente que contiene nervios y vasos sanguíneos. La pulpa se infecta. Se puede formar un absceso en los tejidos


Diferencia entre Periodoncia y Gingivitis

La principal diferencia es que la PERIODONTITIS afecta al HUESO de soporte del diente y la GINGIVITIS es la inflamación de la encía.

Si esto no se controla, con el paso del tiempo el diente adquiere cierta MOVILIDAD y puede acabar perdiéndose.

Prevención:
  • Conocer y entender la enfermedad
  • Correcto cepillado de dientes
  • Limpieza interdental con seda dental y mini cepillos interdentales
  • Técnicas preventivas profesionales: Revisiones periódicas

Si observa cambios en su encía, cuanto antes visite a su dentista de confianza, mejores serán las posibilidades de recuperar la salud de sus encías y podrá prevenir la evolución de la GINGIVITIS a la PERIODONTITIS


Bruxismo

Es una actividad anormal (parafunción) y sin propósito funcional de los músculos de la masticación, que se produce de forma inconsciente y que suele darse de noche. Hábito o acción de apretar o rechinar los dientes.

El término apretar significa juntar fuertemente los dientes superiores y los inferiores, especialmente los de la parte posterior. Este hecho de apretar los dientes ejerce presión sobre los músculos, los tejidos y otras estructuras que rodean la mandíbula, lo cual puede llevar a que se presente dolor e inflamación de la mandíbula, dolores de cabeza, dolores de oído, daño en los dientes y otros problemas.

La acción de hacer rechinar significa deslizar o frotar los dientes de adelante hacia atrás uno sobre el otro, lo cual puede desgastarlos. Esta acción puede ser tan ruidosa en las noches que perturba a los compañeros que están durmiendo cerca. Al igual que sucede cuando se aprietan los dientes, el hecho de hacerlos rechinar puede llevar a que se presente dolor mandibular y otros problemas.

Prevención:

La reducción del estrés y el control de la ansiedad pueden disminuir el bruxismo en algunas personas que son propensas a esta condición, la colocación de una férula de relajación (miorrelajante)


Aftas

Son pequeñas úlceras dolorosas, en forma de círculo. Su aspecto es de color rojizo, en el centro; y blanquecino, en los bordes.

Se presentan en la parte interna de la boca y pueden aparecer formando pequeños grupos o aisladas. Cuando se curan no dejan cicatriz.

Causas:
  • Respiración bucal.
  • Idiopática
  • Dientes dañados que lesionan el interior de la boca
  • Mordeduras internas en mejillas o lengua
  • Aparatos ortodóncicos
Síntomas:
  • Dolor intenso
  • Ulceraciones con tamaños desde medio hasta un centímetro, con centro rojo y borde blanco.
Tratamiento:
  • En caso de que te salga un afta, es conveniente que limpies la herida con algún tipo de solución antiséptica que, además de aliviar las molestias, ayudará a su cicatrización.

Niños

La primera visita al dentista debe hacerse entre 1 y 3 años de edad. Los padres no deben esperar a detectar alguna alteración o a que el niño tenga dolor, ya que en esta visita el odontólogo no sólo tratará de modo precoz cualquier alteración sino que puede detectar algún problema en ciernes que se pueda prevenir.

Además, es positiva una primera visita donde al niño no se le practique ningún tratamiento, ya que ayuda a que este inicie una relación cordial y confiada con el profesional de la odontología y en general con el cuidado de sus dientes.

Los padres deben explicar al niño que el dentista va a ver su boca, y le va a ver cuantos dientes tiene y a hablar con ellos. Conviene evitar palabras como dolor, daño, etc.


Los Selladores Dentales

Los selladores actúan como una barrera, protegiendo los dientes de las bacterias que causan caries. Este producto se adhiere a las depresiones y hendiduras (fosas y fisuras) de las superficies dentales con las que masticamos esto es en dientes posteriores (premolares y molares) donde ocurre con mayor frecuencia la caries.

Los selladores protegen estas áreas vulnerables al no dejar entrar la placa dentobacteriana así como los alimentos. Estos selladores son fáciles de aplicar, y solo nos lleva pocos minutos para sellar cada diente.

El objetivo es que penetre en fosas y fisuras para sellarlas e impedir el contacto con la flora bucal, quedando como el plastificado que se usa en los pisos de madera.


Causas y prevención del mal aliento (Halitosis)

La Halitosis, también conocida como “mal aliento”, es el olor desagradable que produce nuestra boca al exhalar aire. El término halitosis proviene del latín “halitus” (“respiración”) y del griego “oasis” (condición anormal).

Causas que pueden provocar la halitosis:

Existen diversas causas, la mayoría de ellas (90%) son causadas en la boca y provocadas por la descomposición bacteriana de partículas de alimentos, células, sangre y algunos componentes de la saliva.

En el resto de los casos (10%), la halitosis es provocada por problemas con el aparato digestivo (esofagitis, gastritis….), aparato respiratorio (rinitis, sinusitis…) enfermedades sistemáticas (diabetes, insuficiencia renal….) stress e incluso por las hormonas a la llegada de la menstruación.

La sequedad bucal (xerostomía) provoca una disminución de saliva cuya función es la limpieza y eliminación de partículas que dejan los alimentos en nuestra boca., esto puede ser debido al consumo de medicamentos, glándulas salivares, mala respiración nasal….

Se puede producir una halitosis temporal, originada tras ingerir una serie de alimentos, como pueden ser la cebolla, los ajos, el alcohol, café…, estos son absorbidos por la sangre y posteriormente liberados por la saliva y los pulmones.

Consecuencias:

El mal aliento puede provocar un trastorno psicológico a la persona que lo padece llegando incluso a dificultar las relaciones sociales y laborales, crear inseguridades, depresiones, etc.

Tratamiento:

Para combatir el mal aliento es necesaria una limpieza bucal diaria y efectiva que elimine esas bacterias acumuladas, recomendando un correcto cepillado dental, limpieza de los espacios interdentales mediante hilo dental, enjuague bucal, limpiador lingual....Es importante recordar que la utilización de chicles, sprays, caramelos, etc., no solucionan la halitosis, únicamente la enmascara sin eliminar el problema.

Existe un tratamiento científicamente probado para el control de la halitosis llamado Halita®, éste producto elimina las bacterias responsables del mal aliento y neutraliza los gases malolientes producidos por estos microorganismos.

Se recomienda la visita al odontólogo una o dos veces al año, el cual, podrá valorar la existencia de posibles caries, sarro, gingivitis u otros problemas bucales que puedan provocar la halitosis o mal aliento.

Cuidados necesarios para mantener una limpieza dental perfecta

Cepillado de dientes:
  • Cepillarse los dientes 3 veces al día, con una pequeña cantidad de dentífrico. Colocaremos el cepillo en ángulo de 45º respecto a las encías y cepillaremos desde las encías hacia las superficies dentales internas y externas, las muelas se deberán limpiar de atrás hacia delante y viceversa.
  • Cepillar la lengua.
  • Es muy recomendable el uso del cepillo eléctrico, ya que realiza una limpieza en profundidad de los dientes y muelas.

Si realizamos dicha operación al menos durante 2 minutos, evitaremos la formación de la placa, sarro (mineralización de la placa), gingivitis, caries y mal aliento.

La seda o hilo dental:
  • Enrollaremos unos 30 cm. de seda dental alrededor de los dedos anulares.
  • Utilizaremos los dedos pulgares e índices deslizaremos suavemente la seda dental entre los dos dientes arriba y abajo. Repetiremos ésta operación con el resto de los dientes y con un segmento de seda limpio cada vez que comencemos con otros dos dientes diferentes.

Fisura Dental

Las fisuras dentarias pueden permanecer asintomáticas u originar una sintomatología muy variada, lo cual hace el diagnóstico particularmente difícil.

Los síntomas tempranos pueden incluir:

  • molestia vaga durante la masticación
  • sensibilidad ligera al frío
  • dificultad para identificar el diente causante
  • no se observan alteraciones radiográficas
  • el dolor agudo era el resultado del roce de los dos fragmentos dentinarios a lo largo de la línea de fractura durante la oclusión o la masticación

Si la lesión no es tratada a tiempo:

  • Los cambios degenerativos en la pulpa progresan incrementándose la frecuencia, intensidad y duración del dolor, terminando en una pulpitis o necrosis pulpar
  • Los cambios histológicos van desde una pulpitis aguda hasta una inflamación crónica con acumulación de tejido granulomatoso inflamatorio y formación de abscesos mostrando células gigantes, células plasmáticas, macrófagos y algún tejido necrótico
  • La ausencia de síntomas en algunos casos, puede ser explicada debido a una lenta degeneración pulpar
Tratamiento del Síndrome del Diente Fisurado

La eficacia del manejo de los dientes fisurados verticalmente depende de gran cantidad de variables, con frecuencia no controladas por el clínico, tales como:

  • extensión de la fractura,
  • anatomía dentaria,
  • posición de la fractura,
  • función masticatoria y
  • tratamientos dentales previos

El tratamiento restaurador o la extracción del diente depende de la extensión de la fractura.

Es importante que el odontólogo informe al paciente que en la mayoría de los casos el tratamiento de los dientes fisurados es laborioso y en algunas ocasiones el pronóstico es reservado.

Una vez obtenido el diagnóstico de la fisura, el ajuste oclusal es realizado para reducir el estrés sobre el diente fisurado y aliviar la molestia del paciente; según muchos autores, el ajuste oclusal inicial ofrece un alivio temporal de los síntomas y previene la propagación de la fisura.

Una vez que el ajuste oclusal es realizado y los síntomas han disminuido, la mayoría de los autores proponen la estabilización temporal del diente colocando una banda de ortodoncia o una banda de cobre que abrace al diente y evite la progresión de la fractura.

El diente debe ser observado durante varios meses hasta determinar que los síntomas han desaparecido antes de realizar una restauración definitiva.

El tratamiento endodóntico debe ser realizado si la pulpa ha sido involucrada.

Los factores o condiciones que pueden modificar la conducta del clínico en el tratamiento son:

1. Diente lesionado: el 90% de los dientes lesionados son superiores anteriores, pero pueden estar fracturados otros dientes.

2. Tipo de fractura: puede ser completa o incompleta, en forma de hendidura o fisura, e incluso coronaria conminuta.

3. Edad del diente: sí el diente es adulto o maduro, la terapéutica (biopulpectomía total) puede ser instituida de inmediato. Pero sí el diente fracturado es inmaduro y no ha terminado de formar su ápice, hay que provocar la apexificación mediante técnicas especiales.

4. Tiempo transcurrido entre el accidente y la primera asistencia profesional: por negligencia, factores económicos o lejanía del centro de atención dental, puede transcurrir tiempo suficiente para existir un pulpitis no tratable, de tipo exudativo o una necrosis pulpar con eventual complicación periapical.

5. Restauración proyectada.

Fractura de la raíz

Las fracturas pueden ser verticales, horizontales o ligeramente oblicuas, clasificándose según el tercio radicular donde se producen.

Las fracturas verticales son raras, tienen un pronóstico sombrío, y la mayor parte tienen que ser resueltas por la exodoncia del diente. Mientras que las fracturas horizontales son más frecuentes en los dientes anteriores de pacientes jóvenes, las verticales son más comunes en dientes posteriores en pacientes de más de 40 años.


Las fracturas horizontales son debidas a traumatismos causados por golpes, caídas y accidentes. Estas fracturas suponen el 5% de todas las lesiones dentales traumáticas, generalmente afectan a personas de edades comprendidas entre 10 y 20 años, en una proporción mayor en varones sobre mujeres. Los dientes más afectados son los centrales superiores e inferiores. Las fracturas horizontales del tercio medio tienen un mal pronóstico por la dificultad de elegir qué fragmento conviene conservar, además de la formación frecuente de bolsas periodontales.


Prótesis de Zirconio y Porcelana

A través de los años, el objetivo de las prótesis dentales es el perfeccionamiento de la estética y la funcionalidad, desarrollando nuevos materiales y técnicas en la construcción de la estructura protésica.

Los puentes de metal porcelana son los más utilizados en nuestros medios. Este tipo de restauraciones cumplen los objetivos funcionales y muy aceptablemente con los estéticos. Sin embargo, cuando se busca la máxima estética, no cabe duda que las restauraciones completamente cerámicas (sin metal) y de zirconio son muy superiores.

La porcelana es el material más estético de que disponemos en odontología, por lo que la demanda de las prótesis completamente cerámicas se han incrementado de forma sustancial debido a su excelente estética y biocompatibilidad, proporcionando una estética similar a la del diente natural.

Las prótesis de metal cerámica permite realizar restauraciones estéticas, pero cuando se trata de restaurar dientes en los sectores anteriores presenta algunos inconvenientes debido a su infraestructura metálica, ya que el metal con el tiempo se oxida produciendo un halo oscuro alrededor de la prótesis.

Los sistemas cerámicos en el sellado marginal (cuello) cumplen bien con este requisito, fundamentalmente para el buen pronóstico a largo plazo de la prótesis, obteniendo un buen ajuste marginal.

Las restauraciones confeccionadas con la tecnología CAD/CAM son las que obtienen los mejores resultados.

La resistencia a la fractura es variable dependiendo de los sistemas cerámicos. Este aspecto es importante tenerlo en cuenta porque no es lo mismo realizar prótesis unitarias que puentes. En restauraciones unitarias no existen prácticamente riesgo de fracturas, el problema se plantea cuando hay que reponer dientes perdidos más o menos amplios, sobre todo en sectores posteriores. En este tipo de casos lo más recomendable es usar materiales a base de óxido de zirconio y con la tecnología de fabricación CAD/CAM. El zirconio es un elemento del sistema periódico de número atómico 40. Es un metal blanco grisáceo, brillante y muy resistente a la corrosión. Es más ligero que el acero con una dureza similar a la del cobre.

Dada la excelente biocompatibilidad y las extraordinarias propiedades estéticas y físicas del óxido de zirconio, este se puede utilizar sin problema para la rehabilitación protésica con puente en cualquier sector.


Plasma rico en plaquetas

El PRP se define, por tanto, como el contenido en plaquetas en forma de sobrenadante tras la centrifugación de sangre anti coagulada. Se obtiene mediante plasmaféresis minutos antes de la intervención. Al ser un volumen de plasma extraído del propio paciente, no es tóxico ni inmunorreactivo para el mismo. Contiene una cantidad de plaquetas (1.000.000 plaq/^L en 5 mL) cinco veces mayor que la que se encuentra en la sangre normal (150.000 plaq/nL en 5 mL)

Las plaquetas o trombocitos desempeñan un papel muy importante dentro del PRP, ya que constituyen la principal fuente de actividad mitógena en el plasma sanguíneo y van a funcionar como vehículo portador de FACTORES CRECIMIENTO (FC) y de otras proteínas que desempeñan un papel importante en la biología ósea, como son la fibronectina y otras proteínas adhesivas. Se ha descrito que al iniciarse el proceso de cicatrización, cuando se forma el coágulo y las plaquetas se degranulan, éstas y otros FC son liberados. Es decir, que a mayor número de plaquetas en el foco de lesión, mayor liberación de estos factores.

Hablamos de reparación de un tejido cuando hay restauración de dicho tejido sin que éste conserve su arquitectura original ni tampoco su función. Cuando dicho tejido no recupera su estado original, se produce una cicatrización. Por otra parte, se entiende por regeneración cuando la restauración de dicho tejido posee propiedades indistinguibles del tejido original. El problema con el tejido de cicatrización (reparación) es que no recupera todas las propiedades mecánicas ni la función fisiológica del tejido u órgano original que ha sido dañado, por lo que el interés en el PRP radica en regenerar, reconstruir la forma y restaurar la función.

Por tanto, la táctica terapéutica del PRP se fundamentaría en la modulación y aceleración de los procesos cicatriciales a través de los factores de crecimiento presentes en las plaquetas, iniciadores universales de casi todo proceso de regeneración.

FACTORES DE CRECIMIENTO PRESENTES EN EL PRP

Bioquímicamente, el PRP se compone de suero, leucocitos, plaquetas y factores de crecimiento, pero aunque la presencia conjunta de todos estos elementos favorece la acción del PRP, los elementos fundamentales son los factores de crecimiento.

PROTOCOLO PARA LA OBTENCIóN DEL PRP

El PRP es obtenido de la sangre autógena a través de un proceso que utiliza el principio de la separación celular por centrifugación diferencial, en el cual se extrae sangre del donante, se separan las distintas fases y se obtienen aquellas de mayor interés según el caso Los avances tecnológicos han permitido reducir la extracción sanguínea a una cantidad mucho más manejable. Así conseguiremos de 6 a 12 ml de PRP desechando la sangre no utilizada, ya que es innecesaria la reinfusión y está contraindicada su reutilización en el gabinete dental.

De manera sistemática el método de obtención de PRGF:

Punción venosa: Se realiza la extracción de sangre al paciente de la región antecubital, unos minutos antes de comenzar la cirugía (30). Obtención de la sangre: Se utilizan tubos estériles con citrato sódico a 13,8 % como anticoagulante (4 tubos de 5 cc de sangre = 20 cc de sangre).

Separación celular: La fase de centrifugación debe ser realizada por un profesional para permitir la obtención de la máxima concentración de las plaquetas por unidad de volumen, sin la rotura de las mismas. Se centrifuga el plasma con un equipo digital que nos va a garantizar que los parámetros de tiempos y velocidad son los adecuados (8 minutos, a una velocidad de centrifugación de 1.700 r.p.m. a temperatura ambiente o bien 1.200 r.p.m. durante 10 minutos). La separación de los elementos de la sangre después del proceso de centrifugación se da en función de la densidad, de mayor a menor.

Pipeteado: El plasma se separa en fracciones mediante pipeteado muy meticuloso para no crear turbulencias en las fracciones obtenidas. Si se remueve la serie roja se debe desechar el tubo contaminado debido a la hemolización del plasma. Los primeros 0,5 cc corresponden a un plasma pobre en plaquetas y por tanto pobre en FC (fundamentalmente para formar membranas o mallas de fibrina). Los siguientes 0,5 ce corresponderán a un plasma con un número de plaquetas similar al que tiene la sangre periférica. La fracción de plasma rico en plaquetas son los 0,5 cc inmediatamente encima de la serie roja. Formación del coágulo: Una vez que tenemos la fracción de nos formará el coágulo. Si cogemos las dos primeras fracciones y las añadimos también cloruro cálcico obtenemos fibrina

Fase quirúrgica: Una vez obtenido el PRP, éste ya puede aplicarse al lecho mezclado con un material de injerto o bien utilizarse sin mezclar, y se puede aplicar en el lecho activándolo o no previamente. La fase de fibrina sobrante en el tubo de ensayo puede emplearse para la obtención, una vez coagulada la fibrina, de una auténtica membrana reabsorbible que se puede aposicionar a modo de barrera entre el material injertado y los tejidos blandos.

CONCLUSIONES

Una revisión crítica de la literatura existente sobre el PRP y sus aplicaciones clínicas permite extraer una serie de conclusiones que se pueden resumir de la siguiente forma:

— Eficacia del PRP en una serie de aspectos que facilitan la cirugía como son la disminución del sangrado intra y postoperatorio, una cicatrización más rápida de los tejidos blandos con una menor reacción inflamatoria, y una mejor estabilidad inicial del tejido injertado en el área receptora debido a sus propiedades de adhesivo tisular.

— Al ser un volumen de plasma extraído del propio paciente, no es tóxico ni inmunoreactivo para el mismo.

— Sus indicaciones son variadas: aplicaciones en cirugía dentoalveolar, periodoncia, implantología, elevación de seno, como adhesivo tisular, en cirugía de tejidos blandos, traumatología y ortopedia...

— Necesario realizar técnicas de obtención de PRP de una sola centrifugación para así obtener la mínima dosis efectiva. A su vez, el PRP debe emplearse en un periodo de tiempo corto para que los FC no pierdan su función.

— Debemos evitar la utilización de PRP en pacientes con condiciones precancerosas orales y en fumadores y/o bebedores debido a la exposición frente a potentes agentes mutágenos y una mayor probabilidad de que existan células iniciadas en el proceso de la carcinogénesis.